Logo del Gobierno de Canarias

Máñez cifra en 55 millones la cuantía destinada por Economía, Conocimiento y Empleo a políticas para jóvenes

Elena Máñez en el Parlamento de Canarias.

La consejera analiza en comisión parlamentaria la evolución del empleo en Canarias y presenta las seis líneas estratégicas de su departamento para impulsar la empleabilidad de las personas jóvenes

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, cifró este miércoles en más de 55 millones de euros la cuantía destinada por su departamento a políticas específicas para jóvenes en 2021, muchas de ellas actualmente en ejecución, a través de seis líneas estratégicas que abarcan el apoyo al asesoramiento y la orientación, la formación, incentivar el empleo joven, apoyar la digitalización y la investigación, impulsar la actividad empresarial y atraer y retener el talento joven.

Máñez, que compareció ante la Comisión de Economía, Conocimiento y Empleo del Parlamento de Canarias para analizar la evolución del empleo en las Islas, afirmó que con este conjunto de medidas el Gobierno autonómico “pone en la agenda política una realidad social que nos preocupa y nos ocupa: el desempleo juvenil”.

Como señaló Máñez, el desempleo juvenil es uno de los problemas estructurales, junto a otros como la temporalidad en la contratación, que arrastra el mercado laboral canario, problemas que además se han visto agudizados con la llegada de la pandemia.

En este sentido, destacó la importancia de potenciar la formación y la cualificación de las personas jóvenes a la hora de plantar cara a este problema, un reto ante el que la Consejería ha activado una serie de recursos y servicios destinados a la población juvenil, si bien ya en todas las políticas activas de empleo el colectivo de personas jóvenes desempleadas tiene prioridad de acceso.

Entre las iniciativas puestas en marcha, la consejera destacó las prácticas profesionales en empresas de Estados Unidos para jóvenes de formación profesional (FP), vinculadas al aprendizaje de inglés, y las becas de formación para jóvenes en negocios internacionales, impulsadas ambas por Proexca; o un plan de empleo, de la mano de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, para jóvenes en el sector primario, una propuesta que se desarrollará “de manera singularizada en cada isla” para “para conectar las necesidades del tejido productivo de cada territorio con las políticas activas de empleo”.

También señaló como propuestas relevantes el programa Formafuturo, consistente en acciones formativas destinadas a impulsar el acceso de las personas jóvenes al mercado de trabajo en sectores vinculados a la digitalización y la transición hacia las economías azul, verde y circular, ya que, explicó, “la diversificación económica tiene que ir de la mano de la formación para mejorar las competencias de los trabajadores y trabajadoras y que puedan aprovechar estas nuevas oportunidades”; el programa Africa Canarias Challenge, para unir a jóvenes de Canarias y Senegal en el desarrollo de ‘startups’ con vocación internacional; o dos programas de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI): Diginnova, orientado a la incorporación de talento joven a las empresas y centros de investigación canarios, y el programa de Formación de Gestores de la Innovación, con 800 jóvenes formados en 2020, más de la mitad mujeres, de los que el 14% encontró un trabajo al terminar la formación.

Medidas contra la crisis

Elena Máñez se refirió durante su comparecencia a las diferencias en la gestión de esta crisis sanitaria y de la anterior, la financiera,  recordando que 2013 ha sido el peor año de la serie histórica en materia de datos de desempleo, algo que a su juicio “no responde a la casualidad”, sino que tiene que ver “con las políticas puestas en marcha por el PP en 2012, que provocaron la destrucción solo en un año de 850.000 puestos de trabajo y una subida del paro en 691.700 personas”. Como señaló, en 2013, Canarias llegó a tener una tasa de paro del 34,75%, pero con una caída del PIB del 1,1% y ya en un contexto de recuperación económica, mientras que “en 2020, con una caída del PIB del 20,1%, acabamos el año con una tasa de paro del 25,22%”.

“Ambas son cifras que nos preocupan, pero que evidencian que la respuesta en una crisis y en otra ha sido distinta”, afirmó Máñez. A su juicio, “frente a los recortes y el austericidio de la anterior crisis”, en esta los gobiernos de España y de Canarias han activado una inversión pública sin precedentes e implementado medidas para contener la destrucción de empleo y apoyar al tejido productivo, como los ERTE o las ayudas directas para pymes y autónomos, que se han traducido en la protección de trabajadadores y empresas. Así, la consejera señaló que el Gobierno “sigue dando pasos para contener, paliar y mitigar el impacto de la crisis” y recordó que ya se está trabajando con los sindicatos más representativos, CCOO Canarias y UGT Canarias, en la nueva línea de apoyo a las personas trabajadoras en ERTE con rentas por debajo del salario mínimo interprofesional.

Una medida, añadió, que se suma a los 84 millones de euros en ayudas extraordinarias para autónomos y pymes del Gobierno de Canarias y a los 95,3 millones destinados en el año 2020. Y a las que se añadirán los 1.144 millones para ayudas directas del Gobierno del Estado y los fondos del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC) para 2021, a los que el Consejo de Ministros ya ha dado luz verde y que “si todo marcha según lo previsto llegarán este año incluso con más adelanto que el anterior”. Todo ello, bajo el paraguas el Plan Reactiva Canarias, en el marco del cual se han ejecutado 1.282 millones de euros para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Etiquetas

El Consejo General de Empleo acuerda aumentar un 20% en 2021 la oferta de formación profesional del SCE

Reunión del Consejo General de Empleo

Se contará con 409 acciones formativas más que en 2020, pasando de 2.084 a 2.493 en el presente ejercicio, y se refuerzan aquellas vinculadas a los idiomas, la transición ecológica y la economía azul

El Consejo General de Empleo del Servicio Canario de Empleo (SCE), organismo adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, aprobó este lunes la actualización de la oferta de formación profesional para el empleo correspondiente a 2021, un acuerdo que supone el incremento en un 20% de las acciones formativas (409 más), que pasan de las 2.084 del año pasado a un total de 2.493 para el presente ejercicio. La oferta para este año incorpora así la mayor parte de las propuestas de los agentes económicos y sociales que integran el Consejo, dando respuesta a las necesidades en materia de cualificación profesional de las empresas y atendiendo a los objetivos de la formación profesional para el empleo en Canarias.

En total, por su grado de cualificación, se incluyen 637 acciones formativas de nivel 1, con un incremento de un 14% sobre la oferta formativa anterior; 986 acciones de nivel 2 de cualificación, lo que supone un incremento del 14%, y 870 acciones formativas de nivel 3, con un aumento del 29% sobre el año pasado.

En cuanto a las familias profesionales a las que pertenecen las especialidades ofrecidas, los servicios socioculturales y a la comunidad cuentan con un total de 562 cursos, en los que se integran las acciones formativas relativas a idiomas, que suponen más del 50% del total con 296 cursos y un aumento del 18% respecto a 2020. Por su parte, la familia de hostelería y turismo engloba un total de 323 cursos, que junto a los de idiomas conforman un paquete formativo dirigido a consolidar la cualificación profesional necesaria para reforzar el principal motor económico de Canarias.

Entre el resto de familias profesionales destacan las de administración y gestión, informática y comunicaciones y comercio y marketing, con 209, 199 y 175 cursos respectivamente. Estas tres incorporan especialidades transversales y relacionadas con el sector comercio.

Además, se ha dado un impulso a aquellas acciones vinculadas a los nuevos nichos de trabajo, con 313 relacionadas con la transición ecológica (incremento del 18) y 77 con la economía azul (incremento del 50%).

Etiquetas

El SCE forma y contrata a 45 personas sin trabajo para la rehabilitación de 150 viviendas de San Bartolomé

Visita a las 150 viviendas de Bellavista

Elena Máñez visita al alumnado de un proyecto que se desarrolla gracias a una subvención de 1,3 millones de euros del SCE y que cuenta con la colaboración del Instituto Canario de la Vivienda y la Fundación Laboral de la Construcción

La consejera destaca “la colaboración de las administraciones con la iniciativa privada en un sector clave para la recuperación económica” y señala “la importante presencia de mujeres” participantes pese a tratarse de “una actividad masculinizada”

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, a través del Servicio Canario de Empleo (SCE), impulsa con una subvención de 1,3 millones de euros un proyecto de formación y contratación de 45 personas sin trabajo durante un año para la rehabilitación de 150 viviendas públicas en el municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria). Mediante una visita a los bloques de Bellavista, la consejera, Elena Máñez, examinó este lunes los detalles del Plan de Formación y Empleo para la Rehabilitación y la Eficiencia Energética, en desarrollo desde el pasado agosto gracias al convenio de colaboración entre el SCE, el Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) y la Fundación Laboral de la Construcción.

“Es un proyecto completo en un contexto de crisis como la actual, porque se realiza en un sector clave para la recuperación económica como la construcción, une la colaboración entre administraciones públicas como el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana con la iniciativa privada, a través de la Fundación Laboral de la Construcción, y además cumple un objetivo social al rehabilitar viviendas”, destacó la consejera, que subrayó además “la importante presencia de mujeres” en el proyecto “pese a tratarse de una actividad, la construcción, muy masculinizada”.

De hecho, casi se alcanza la paridad de género entre las 45 personas que se benefician de la iniciativa, un proyecto que les ofrece cualificación profesional a la vez que favorece su inserción laboral.

Además de Elena Máñez, se desplazaron hasta el entorno de las calles Alfredo Kraus y Teresa Berganza el viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, la directora del SCE, Dunnia Rodríguez, y María Isabel Santana como directora del Icavi, organismo adscrito a la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, en representación de la administración autonómica. También acudieron a la visita la alcaldesa de San Bartolomé, María Concepción Narváez, las concejalas de Cultura y Desarrollo Local, María Elena Espino, de Igualdad, Diversidad y Juventud, Irasema Hernández, y el edil de Vivienda, Alexis Gustavo Moreno, por la administración local, junto a la presidenta del Consejo Territorial de la Fundación Laboral de la Construcción de Las Palmas, María de la Salud Gil, y el vicepresidente, José Manuel Ojeda, entre otras personas representantes de la entidad sin ánimo de lucro constituida por la patronal y los sindicatos del sector.

Etiquetas

La consejera aboga por vincular la próxima Estrategia para la Activación del Empleo a las nuevas economías

Elena Máñez

Máñez adelanta que la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo prepara ya la redacción del documento marco para los próximos dos años, que contará con los agentes económicos y sociales

Destaca la importancia de las cualificaciones profesionales en un contexto de ecologización de la economía que “abre nuevas oportunidades de generar crecimiento económico y empleo”

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, anunció este viernes, durante su comparecencia en comisión en el Parlamento de Canarias, que el departamento que dirige ya está planificando la redacción de la nueva Estrategia Canaria para la Activación del Empleo, un documento marco para los próximos dos años en cuya elaboración se contará “con la participación de los agentes sociales y económicos”. Así, la consejera abogó por vincular la nueva estrategia a las nuevas economías circular, verde y azul, una “ecologización de la economía” que abre “nuevas oportunidades a la hora de generar crecimiento económico y empleo, pero también nos plantea nuevos retos”.

Durante su intervención, destinada a explicar las acciones en materia de cualificaciones profesionales puestas en marcha por la Consejería, Máñez explicó que los cambios sociales de los últimos años; la dificultad para conseguir un empleo; la reestructuración del mercado de trabajo y las innovaciones tecnológicas, entre otras cuestiones, han provocado que  “los sectores productivos demanden una mejora de las cualificaciones profesionales del activo humano”. “Las competencias de hoy igual no nos valen para los trabajos de mañana y las nuevas competencias pueden quedar desfasadas con mucha rapidez”, apuntó.

Como relató la consejera, el Instituto Canario de la Cualificaciones Profesionales, con el objetivo de cumplir con la mejora de la cualificación profesional del tejido productivo de Canarias, ha llevado a cabo dos convocatorias de evaluación y acreditación de competencias profesionales durante el año 2019, procedimientos en los que participaron alrededor de 1.158 personas trabajadoras provenientes de diferentes familias profesionales, como administración y gestión, hostelería y turismo, actividades físicas y deportivas, seguridad y medio ambiente o comercio y marketing, entre otras. “Estos procesos de acreditación se llevan a cabo desde el año 2010 y hasta la fecha se han realizado 19 convocatorias, dando oportunidad de acreditar sus competencias a más de 10.000 personas”, añadió.

Elena Máñez señaló que la nueva Estrategia para la Activación del Empleo en Canarias “estará respaldada por un amplio diálogo social, el mismo que ha marcado la acción del Gobierno desde el comienzo de la legislatura” y permitirá dar un nuevo impulso a las políticas activas de empleo, en la línea de garantizar un empleo de calidad para la ciudadanía de Canarias, con una orientación clara hacia la ecologización de la economía canaria.

La consejera recordó que el Gobierno de progreso se ha fijado “el compromiso compartido de no dejar a ninguna persona atrás”, lo que implica “reducir las desigualdades cronificadas en nuestra tierra, mejorar la calidad de vida de las personas trabajadoras, ampliar las oportunidades disponibles en el ámbito del empleo, reducir la brecha de género y por supuesto, cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Etiquetas